7 Trucos para eliminar tu sensación de hambre

7 Trucos para eliminar tu sensación de hambre

Quizá, seas de las que se pasa el día picoteando, es algo muy común.

Conozco mujeres que aparte de las 3 comidas y 2 snacks, de vez en cuando, entremedias, picotea algo, siempre hay algo más que llevarse a la boca.

Se ha quedado tan arraigadao lo de comer poco pero a menudo que en mi opinión, ya nos excedemos.

 

Ponte en situación, estás sentada, aburrida, no sabes que  hacer y de repente, te entra hambre, mucha hambre, tanta, que te comerías cualquier cosa.

Este hambre, aparece por aburrimiento, otras veces simplemente es que se nos antoja algo concreto (hambre psicológico) y también puede presentarse porque no hemos ingerido los suficientes nutrientes en las comidas anteriores. Pero incluso puede aparecer si no descansas bien.

Sensación de hambre por aburrimiento.

Si en tu caso es porque no tienes nada que hacer o solo es porque te apetece comer algo sin más, te aconsejaría el ayuno intermitente.

Yo era de las que si no comía cada 3 horas, sentía morir. Me fallaban las fuerzas, me daba el bajón, me mareaba… era incapaz de controlarlo.

Además, que cuando me entraba sensación de hambre miraba el reloj y justo, estaban a punto de llegar las 3 horas desde la última comida.

Cuando me inicié en el ayuno, los primeros días fueron duros, pero pronto mi cuerpo se adaptó y entendió que soy fuerte y capaz de saltarme una comida sin ningún efecto secundario. Ahora puedo esperar entre una comida y otra, pasando más de 3 horas y sin hambre.

 

Tranquila, si no te ves capaz de probar el ayuno, o lo has intentado y no lo has conseguido, aquí van 5 trucos que te ayudarán a sobrellevar y eliminar la sensación de hambre entre comida y comida.

7 trucos para eliminar tu sensación de hambre #hambre #perderpeso #alimentacionsaludable
1. Bebe agua:

  • Es el componente principal de nuestro cuerpo, por lo que tienes que beber a menudo para ir reponiéndolo.
  • El agua te ayuda a eliminar toxinas, a hidratarte por dentro pero también por fuera y además, te ayuda a que tengas una mayor sensación de saciedad.
  • Al beber más agua y aumentar esa saciedad, comerás menos.
  • En este punto quiero resaltar que solo se incluye el agua y las infusiones. Nada de cualquier otra bebida.

 

2. Bye Bye azúcar

  • El azúcar hace que quieras comer más y más. Tienes que controlar siempre el azúcar oculto y sus diferentes nombres en los alimentos. Para ello, leer las etiquetas puede ayudarte mucho.
  • Cuando comes un producto con mucha cantidad de azúcar, la glucosa de la sangre sube rápidamente para después caer de golpe.
  • Esto hace que aparezca el hambre al 2×3.

3. Come más proteína

  • No me cansaré de repetirlo. La proteína te ayuda a que te mantengas más saciada. Incluye proteína en todas tus comidas, incluso desayuno. Si eres de las que desayuna una tostada con tomate y un café, anímate a ponerle un poco de jamón y queso, un huevo cocido, o atún. Verás la diferencia a lo largo de la mañana.
  • Si no se te ocurre qué desayunar, tengo un post con ideas fáciles y rápidas, pero también puede ir a este tablero de Pinterest para inspirarte.

 

4. Mastica chicle:

  • Si eres consciente de que estás aburrida a más no poder y te entra el hambre, primero bebe agua y después mastica chicle.
  • Lo primero es porque a veces el cerebro te manda la señal de hambre cuando quiere mandarte la de sed, pero se confunde el pobre, así que compréndelo y prueba a ver si era sed lo que tenías.
  • Si no, masticar chicle te ayuda a calmar la ansiedad y también el aburrimiento, a veces solo se quiere tener algo en la boca y estar mordisqueando.
  • No es que así te vayas a mantener sin hambre 2 o 3 horas más, pero sí que lograrás olvidarte de ello un buen rato.

5. Haz deporte:

  • ¿Te pensabas que la solución era solo la comida?
  • Pues no, practicar deporte te ayuda a mantenerte satisfecha más tiempo.
  • El deporte te pone de buen humor gracias a las endorfinas y a la serotonina que se liberan mientras lo practicas.
  • Estas hormonas hacen que te sientas más feliz y más motivada, porque si quieres perder peso, después de sudar la gota gorda al practicar ejercicio, no te quedan muchas ganas de comer y tirar todo por la borda.

6. Aumenta la fibra:

  • Al igual que con la proteína, es un nutriente que te ayuda a mantenerte saciada durante más tiempo al mantener estable la glucosa en sangre.
  • Yo he encontrado mi desayuno perfecto incluyendo avena y huevo. Tan pronto son unas tortitas, como unas creps, un bizcocho, un mug cake…. Pero siempre, que incluya estos ingredientes y lo noto mucho cuando no desayuno así.

7. Descansa:

  • La falta de sueño hace que la hormona del hambre aumente, por lo que pasarás el día con hambre.
  • Si te levantas de la cama directamente con hambre, puede ser porque no hayas descansado correctamente.
  • Asegúrate de dormir 7-8 horas.
  • Procura no irte a la cama nada más cenar, dejando pasar al menos 2 horas entre la cena y la hora de dormir.

 

Estos hábitos además de mitigar el hambre constante ayudan a perder peso, pero si quieres profundizar más y empezar a cambiar de hábitos, descárgate la guía:

No comas mejor, deja de comer peor

No comas mejor, deja de comer peor

No comas mejor, deja de come peor.

 

Una vez leí a Julio Basulto decir: No comas mejor, deja de comer peor.

Y qué razón tiene.

En multitud de ocasiones empezamos a incluir todos esos alimentos que de repente se ponen de moda por su multitud de beneficios, por su ayuda a la hora de adelgazar.

Y comemos todos ellos sin dejar de lado muchos otros que sí nos perjudican la salud.

Volviendo al artículo que te enlazo más arriba, Julio Basulto nos desgrana un estudio cuya conclusión es que es más beneficioso dejar de consumir alimentos insanos, o al menos reducirlos, que aumentar los saludables.

Y es que incluir en nuestra dieta alimentos más saludables como cereales de grano entero, las verduras, frutas, legumbres y frutos secos, puede disminuir el riesgo de mortalidad de un 56 %.

Sin embargo, ese mismo estudio dice que al consumir alimentos como carnes rojas, procesadas o bebidas azucaradas, el riesgo de mortalidad se eleva.

 

Si nos basamos en esto, la frase: “No comas mejor, deja de comer peor”, cobra todo su sentido.

Por ello hay que hacer cambios en la alimentación, de una insana a una más saludable.

 

no comas mejor, deja de comer peor #comermejor #comidasaludable #perderpeso

 

Paso a paso hacia una alimentación más saludable.

El primer paso sería empezar a reducir alimentos poco saludables, todos aquellos procesados, bebidas azucaradas, carnes rojas…

Para que te sea más fácil ve haciéndolo poco a poco. Puedes ponerte metas o ir señalándolo en el calendario para ir motivándote.

Por ejemplo, elimina primero las bebidas azucaradas, si bebes 3 de estas bebidas al día, intenta reducirlas a 1, para después dejarlas a un consumo muy ocasional.

Después de un tiempo sin ellas, pasa a otro alimento, los procesados, por ejemplo, y así con todo aquello que se considere poco saludable.

Cuando hayas logrado eliminarlos o reducirlos de tu día a día, empieza a consumir más verduras y frutas, después aumenta el consumo de legumbres, sustituye los cereales refinados por los de grano entero.

Cambia los frutos secos fritos o con sal por unos tostados o naturales.

 

El orden da un poco igual, es un ejemplo que te he puesto. La cuestión es ir haciendo estos cambios poco a poco para lograr que al final sean duraderos.

Y no, no pasa nada porque un día te comas un poco de pizza, el problema es cuando este tipo de alimentos se hace habitual en el día a día.

Para completar este post, dejo aquí un enlace a un artículo que escribí para la revista Mírala donde doy ideas de sustituciones para algunos alimentos.

Por qué deberías planificar y cocinar tus comidas para perder peso.

Por qué deberías planificar y cocinar tus comidas para perder peso.

Guarda el post en Pinterest para leerlo más tarde si no puedes ahora.

Algo que puede hacer todo el mundo y la mayoría no lo hace es planificar y cocinar las comidas con antelación.

Aunque cada ver más gente se lanza al meal prep o batch cooking son muchos los que lo desconocen y tampoco saben qué beneficios le puede aportar ni cómo les ayuda a perder peso.

En mi experiencia personal, fue cuando empecé a implementar el meal prep en mi vida cuando de verdad perdí peso y comía más saludable que nunca.

Por ello, desde aquí, quiero hacer llegar las razones por las que planificar y cocinar con antelación ayuda a perder peso.

 

Planificar y cocinar con antelación te ayuda a perder peso.

por qué planificar y cocinar tus comidas para perder peso #mealprep #perderpeso

1. Evitas comer cosas poco saludables.

Imagina llegar a casa y tener tu comida lista, ¿a que no se te ocurre cambiar lo que tienes preparado por otra comida?

Por supuesto que no. Aunque a veces se hagan excepciones porque surge algún imprevisto, la norma general es que se termine comiendo lo que se ha cocinado.

Por tanto, cuando tienes todas las comidas planificadas y más aún cocinadas, te evitas el estar comiendo cosas que no son saludables, porque todas esas comidas precocinadas, con muchos azúcares, grasas perjudiciales… las comemos más cuando no hay nada preparado.

Te invito a que hagas la prueba. Siéntate hoy a planificar la comida de la próxima semana, elige una tarde para cocinarla y verás como la semana va sobre ruedas.

 

2. Te aseguras que tu cuerpo recibe todos los nutrientes necesarios.

Al sentarte a planificar los menús, seguramente te cerciores de que cada una de las comidas que plasmas en el papel tienen todos los grupos alimentarios, sobretodo las verduras, porque son estas las que normalmente dejamos de lado en nuestro día a día.

Al ponerlo por escrito nos volvemos más conscientes de lo que estamos comiendo, nos aseguramos que estén presentes las legumbres, verduras, hidratos de carbono, grasas y proteínas.

Porque el cuerpo necesita todos los nutrientes para funcionar y no es necesario eliminar ninguno para perder peso.

Aún haciéndolo inconscientemente, será un menú más equilibrado.

 

 

 

3. Tienes más tiempo libre.

Al planificar y cocinar la comida de la semana, tendrás más tiempo libre.

¿Cuánto tiempo empleas ahora mismo en cocinar cada día? Aproximadamente se pueden ir unas 2 o 3 horas, hay gente que dice que incluso 4.

Si cocinaras el domingo por la tarde, que es cuando se suele hacer, estarías ganando entre 14 y 21 hora semanales. ¡Guau!

Este tiempo libre lo puedes emplear en cualquier actividad que te apetezca o que lleves tiempo sin poder hacerla y te encantaría retomar.

Pero si quieres que parte de ese tiempo te ayude a perder peso, inviértelo en hacer ejercicio o ir al gimnasio.

Seguro que tú también han dicho muchas veces que no tienes tiempo de ir al gimnasio, de hacer ejercicio. En muchos casos suele ser simplemente una excusa. Y ahora, ya no la tienes.

 

Si quieres que te acompañe en ese camino y te ayude a organizarte mejor en la cocina, a cocinar de forma eficiente y sobretodo, perder peso con ello, pásate por Healthy Meal Planning y échale un vistazo.

5 trucos para perder peso sin pasar hambre

5 trucos para perder peso sin pasar hambre

¿Quieres leerlo más tarde? Guárdalo en tu Pinterest desde aquí

Estamos acostumbradas a que en cualquier tipo de dieta que hacemos nos restrinjan tanto los alimentos que al final acabamos pasando hambre.

Esto es algo que no nos gusta, y es completamente normal.

¿A quién le apetece estar pasando hambre por el simple hecho de perder peso? Seguramente que nadie.

Por eso hay que dejar las dietas a un lado y empezar a comer de forma ordenada, saludable y sin tantas restricciones.

Porque perder peso y estar satisfecha, saciada, no son incompatibles. Al contrario, se puede lograr y te lo voy a demostrar.

 

5 Trucos para perder peso sin pasar hambre

5 trucos para perder peso sin pasar hambre #hambre #perderpeso

1. Llena tus platos de proteínas.

Las proteínas son las que te van a dar mayor saciedad.

Al incluirlas en tus platos principales del día como el desayuno, comida y cena, hará que pases el día sin hambre al mantenerte más saciada.

Y si las incluyes también en la media mañana y media tarde, si es que haces estas comidas, mucho mejor.

Además, nuestro cuerpo, al hacer la digestión de las proteínas, aumenta ligeramente el gasto calórico y aunque es muy poco, siempre es mejor que nada, ¿no?

 

2. Di sí a las verduras.

Esto no es nada nuevo.

Las verduras deben estar presentes en tu día a día por cuestiones obvias de salud.

También son imprescindibles para cuando quieres perder peso, porque al llenar tus platos con verduras y comer más cantidad de estas, te sacias más.

Además, son tus aliadas para perder peso sin pasar hambre, porque en caso de que una comida no te llene mucho y quieras comer más, puedes añadir un poco más de verduras sin sumar apenas calorías.

Si quieres ideas de como cocinar las verduras de formas diferentes, pásate por aquí.

 

3. Incluye avena en tu desayuno.

Aunque no es imprescindible, si que es un gran alimento para ayudarte a perder peso.

Además, que si la unes a las proteínas como el huevo, es un combo perfecto para empezar el día con energía, saciada y sin pasar hambre.

La avena, entre muchos de sus beneficios que tiene, me gusta destacar su poder saciante.

 

4. Bebe agua.

Muchas veces, en cuanto nos empieza a picar el gusanillo del hambre nos lanzamos a comer, y normalmente no suele ser muy saludable lo que queremos llevarnos a la boca en esos momentos.

Aparte, de tener snacks saludables a mano para cuando esto ocurre, yo te recomiendo que primero bebas un vaso de agua.

¿Por qué? Porque a menudo suele pasar que estamos un poco deshidratados y el cerebro lo interpreta como que tienes hambre, aunque realmente lo que pasa es que tienes sed.

Por eso, prueba a beber un poco de agua, si se te pasa esa sensación e hambre, ya sabes que era sed lo que tenías. Si no se te va, pues lánzate a por una fruta fresca o un puñado de frutos secos naturales.

 

5. Consume grasas saludables.

Pierde el miedo a las grasas. No son tus enemigas.

Las grasas saludables presentes en los frutos secos o el aguacate, por ejemplo, te ayudan a mantenerte saciada y sin pasar hambre. Por lo que son alimentos muy recomendables para consumir a media mañana y media tarde.

Y si le sumas la fibra de la fruta a estas grasas saludables, estarás satisfecha durante más tiempo y sin hambre.

Una muy buena opción es una manzana y almendras. Es mi combo preferido 🙂

 

Dejar de comer no te hará perder peso.

Dejar de comer no te hará perder peso.

¿Sin tiempo para leerlo? Guárdalo en pinterest para más tarde. Guardar.

Si algo tienen en común las clientas de mis asesorías es que se saltan las comidas porque creen que así perderán peso antes.

Si bien ya os hablé sobre el ayuno intermitente y mi experiencia con él, quiero volver a dejar claro que no está hecho para todo el mundo y tampoco quiere decir que evitando una comida perderás peso.

¿Sabes por qué?

Porque saltarse una comida no es simplemente eso, no es decir “hoy no voy a cenar”, no, no lo es.

Tiene que pasar un determinado tiempo entre una comida y otra para que empieces a notar beneficios.

Estos beneficios solo aparecen siempre y cuando seas una de esas personas a las que les va genial para bajar de peso.

También hay que tener en cuenta, que cuando rompes ese ayuno o vuelves a comer después de evitar una comida, no puedes hacerlo de cualquier manera.

Porque de nada sirve saltarse una comida si a la siguiente comemos en exceso, pero no solo eso, sino que tampoco sirve si después nuestra alimentación sigue siendo igual de mala o poco saludable que siempre.

Por eso, lanzarse a probar el ayuno hay que hacerlo siempre con unos conocimientos mínimos, pero mejor aún de la mano de un profesional.

Y como yo soy de las que les gusta comer, que si pasan 3-4 horas y no he comido o me subo por las paredes o me da un bajón tremendo jjj quiero convencerte de que saltarse una comida no sirve de mucho, salvo en algunos casos.

Por ello, te cuento 3 razones poderosas que harán que te olvides de la idea de dejar de comer para adelgazar.

Vamos allá.

3 razones para no dejar de comer

Dejar de comer no te hará perder peso #perderpeso #comersano1. Tu metabolismo se ralentiza.

Al dejar de comer de forma aleatoria, sin llevar un orden o sin darle luego los alimentos adecuados a tu cuerpo, tu metabolismo se torna más lento.

A nuestro cuerpo no le gusta que no le echemos gasolina, y si no le das alimento durante varios días seguidos, al final tu cuerpo dirá:

“Oye, que a mi no me llega comida, así que me pongo en modo ahorro por si acaso. Así puedo sobrevivir.”

Y se pone a no gastar las suficientes calorías, porque ya sabes que si ingieres más de lo que gastas, no pierdes peso. Así que esto no nos interesa.

Y aparte, cuando le entre alimento más denso en calorías, lo almacenará directamente.

Recuerda, que si se pone en modo ahorro y no gasta porque no tiene alimento que gastar, cuando este le llegue lo reservará por si se pasa mucho tiempo en este estado de “no comida”.

 

2. Puede que pases hambre.

Y digo puede, sí.

Hay gente que se acostumbra a saltarse una comida y luego no tiene necesidad de comer, de picotear a cada rato. No le provoca ansiedad.

Pero luego están las que se van de la cocina porque ver al resto de su familia comer y ella no, le resulta complicado.

Las que cuando se han saltado esa comida y mientras llega la hora de la siguiente su cabeza va dando vueltas a todo tipo de platos deliciosos, vamos que no se pueden ni concentrar en lo que están haciendo porque no dejan de pensar en la comida.

Otras a las que al final, el saltarse una comida le pasa factura y acaba después comiendo todo lo que pilla.

Así que si tú eres de las que te gusta comer y no pasar hambre, no te saltes comidas porque esto no te hará perder peso.

3. Comprometes tu salud.

Volvemos a lo que te contaba antes, si quieres probar o practicar el ayuno intermitente, puedes hacerlo sin problemas, es la mejor manera en la que vas a descubrir si es para ti o no te ayuda. Pero siempre bien asesorada.

De esta manera el saltarse una comida de forma correcta, cumpliendo unos requisitos por así decirlo, no te va a perjudicar,

Lo que sí hará que comprometas tu salud es el saltarse las comidas sin ton ni son.Porque así estarás privando a tu cuerpo de muchos nutrientes esenciales para que tu organismo funcione.

 

Espero que con estas 3 razones te hayas convencido de que dejar de comer no es la mejor manera de perder peso.

Y si necesitas asesoramiento para lograr adelgazar, tienes aquí mis servicios. Si no sabes por cual de ellos decantarte, escríbeme y lo hablamos.

 

 

 

 

 

Comparte y haz que más mujeres no dejen de comer para perder peso.

 

Pin It on Pinterest